¿Quieres proteger tu corazón? ¡Aprende a medirte la presión!

El próximo 17 de mayo es el Día Mundial de la Hipertensión Arterial. Se trata de una jornada cuyo objetivo es crear conciencia sobre la importancia de la prevención y el control de las elevaciones de la presión, un problema de salud que afecta a 1 de cada 4 personas de todas las edades.

Prepárate para ser hipertenso (o haz algo para evitarlo).

Sí, la mayoría de todos nosotros terminaremos siendo hipertensos (en caso de que logremos vivir lo suficiente). Esta afirmación es porque la probabilidad de llegar a padecer de «presión alta» aumenta conforme avanza nuestra edad. La hipertensión puede ser una de las consecuencias de los cambios metabólicos, renales y vasculares provocados por el envejecimiento. Esta es la razón por la cual 6 de cada 10 personas mayores de 60 años sufre hipertensión y necesita medicación.

Pero la probabilidad matemática de desarrollar hipertensión arterial (HTA) puede reducirse si la persona mantiene un estilo de vida saludable. En efecto, una dieta adecuada, el control del peso corporal y la actividad física sistemática pueden ayudarte a lograr una buena salud metabólica y evitar que llegues a ser hipertenso. Entonces… ¡de ti depende!

¿Medirse uno mismo la presión arterial?

Varias investigaciones han comprobado la utilidad de que los pacientes puedan medirse ellos mismos la presión arterial en su casa. Incluso algunos trabajos demuestran que las mediciones de la presión en la casa son más fidedignas que las obtenidas en un consultorio médico. Para ello es importante que cuentes con un aparato de medir la presión arterial. Estos equipos, también denominados «tensiómetros», son varios tipos o modelos pero los más prácticos y fáciles de utilizar son los digitales.

Hay quienes dicen que los tensiómetros digitales no son exactos. Pero la realidad es que los actuales equipos digitales de medir la presión arterial si son bastante fiables. Y lo mejor es que para usarlos solo tienes que colocarte el brazalete y apretar un botón. No obstante, para asegurar un resultado exacto, lo ideal es que tu tensiómetro sea de una marca y modelo validados. También que sus pilas o baterias sean de calidad y tengan suficiente carga.

Es recomendable que no compres cualquier equipo de medir la presión que veas en comercios no especializados o que encuentres en internet. Antes de adquirirlo debes informarte y preguntarle a tu cardiólogo o consultar los listados de modelos de tensiómetros revisados y certificados u homologados por instituciones médicas. También es muy útil que cuando consigas un aparato de medir la presión lo lleves a tu consulta para que un médico o una enfermera calificada lo verifiquen. Ellos también pueden enseñarte a usarlo.

Pasos para la automedición de la presión arterial

Casi todos los equipos traen las instrucciones de uso y en youtube puedes encontrar útiles vídeos de como hacerlo pero aquí te detallamos paso a paso lo que debes hacer.

  1. Preparación: Antes de medir tu presión arterial, asegúrate de estar relajado. Evita el consumo de café, alcohol o tabaco al menos 30 minutos antes de la medición. Usa el baño si es necesario, ya que una vejiga llena o estar mucho tiempo sin defectar pueden afectar la lectura de la presión arterial.
  2. Posición: Siéntate cómodamente en una silla con los pies apoyados en el suelo sin cruzar las piernas. Apoya tu brazo izquierdo en una mesa o escritorio de manera que esté al nivel de tu corazón.
  3. Colocación del brazalete: Coloca el brazalete o manguito del tensiómetro alrededor de tu brazo izquierdo por encima de la flexura del codo. El brazalete debe estar ajustado pero no demasiado apretado – deberías poder deslizar dos dedos debajo del brazalete.
  4. Medición: Enciende el tensiómetro y sigue las instrucciones del dispositivo. Casi siempre solo basta con apretar un botón y esperar a que el equipo lo haga todo de forma automática. Permanece quieto y en silencio durante la medición. Es importante que no muevas el brazo, tanto en el momento que esté inflando y sientas que te aprieta como en el que se esté desinflando y sientas que el brazalete va aflojándose.
  5. Lectura: Una vez que el tensiómetro haya terminado de medir el brazalete se desinfla y en la pantalla aparecerá el resultado. La presión arterial se mide en milímetros de mercurio (mmHg) y se presenta como dos números. Por ejemplo: 120/80 mmHg. La mayoría de los tensiómetros digitales también informa el pulso o frecuencia cardíaca en cantidad de latidos en un minuto (lpm). Por ejemplo: 72 lpm.
  6. Repetición: Para obtener una medición precisa, es recomendable repetir el proceso al menos una vez más pero esperando al menos unos 5 minutos entre una y otra medición. Es importante que sepas que los resultados nunca serán idénticos, pero la diferencia no puede mayor de 10 mmHg en cuyo caso debes de sospechar que no estás haciendo algo bien o que el equipo tiene algún fallo.
  7. Anotación: Luego de terminar la medición, anota de inmediato los resultados exactos para que no los olvides y se los puedas mostrar a tu médico. Registra la fecha, la hora, las cifras de presión arterial y del pulso. Si tienes síntomas o malestares debes anotarlo. Algunos tensiómetros digitales se pueden enlazar con los teléfonos celulares inteligentes y transferirle los resultados. También es posible descargar e instalar aplicaciones (Apps) en las que puedes ir llevando un registro de tus mediciones para mostrárselas al cardiólogo en tu próxima consulta.
Cómo medirse uno mismo la presión arterial con un tensiometro digital de brazo.
Cómo medirse uno mismo la presión con un tensiómetro digital de muñeca.

Apps de registro de la presión arterial.

Tan útil es el registro periódico de las cifras de presión arterial que se han desarrollado aplicaciones de software específicas para ese fin. Una de ellas se llama «Control de presión arterial» y está disponible tanto para Android como para iPhone.

Con esta clase de Apps podrás llevar tu historial de cifras de presión, ver sus gráficos y saber cómo está evolucionando. Esos datos los puedes compartir con tu médico o cardiólogo para recibir sus recomendaciones. Su principal virtud es que resultan intuitivas y fáciles de aprender a usar, incluso por personas poco familiarizadas con la tecnología. Muchos de estos tipos de software además permiten añadir anotaciones y recordatorios para que no olvides tomar tus medicamentos. También en algunas es posible registrar otros parámetros de salud y detalles de tratamientos.

Actualmente algunos relojes inteligentes o smartwach son capaces de estimar o de medir la presión arterial. Si te interesa conocer más sobre este tema debes de consultar este otro artículo de +LATIDOS: Medición de la Presión Arterial con Relojes Inteligentes.

¿Deseas medirte tu mismo la presión? ¡Nosotros te enseñamos!

Si tienes un tensiómetro y quieres aprender a medirte tu mismo la presión, en CÂRDIUM te podemos enseñar. Trae tu equipo para que nuestros médicos o enfermeras lo verifiquen y te enseñen a usarlo. Aprende a medirte la presión y protege mucho más que tu corazón.

Contenido relacionado:

.

Autor: Dr. Aldo Santos , cardiólogo en la red cardiológica CÂRDIUM.

Si este artículo te ha resultado útil o interesante, COMÉNTALO y COMPÁRTELO entre tus familiares y amigos, porque alguien puede estar ahora mismo necesitándonos. Recuerda que puedes SUSCRIBIRTE para recibir por E-mail todos nuestros materiales. .

¿SABER MÁS? Si en este material no encontraste respuesta a alguna de tus dudas o inquietudes, dinos mediante este formulario de contacto y con gusto te ayudaremos.

ADVERTENCIA: Este artículo solo tiene fines educativos y en ningún caso pretende sustituir la atención médica por un profesional calificado y debidamente certificado..

separe su cita

Síguenos y compártenos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram
YouTube
YouTube
Tiktok