¿Qué debo hacer si me dan PALPITACIONES?

Las palpitaciones son la percepción consciente de los latidos del corazón y casi siempre son el síntoma de una arritmia cardíaca. Usualmente las experimentamos en forma de una sensación desagradable como de repetidos «saltos» o «golpes» en el pecho o en el cuello. Si has estado sufriendo palpitaciones, aquí te explicamos todo lo que necesitas saber y lo que debes hacer.

En condiciones normales casi nunca sentimos los latidos del corazón. La función de bombeo del corazón, al igual que la respiración, es algo que ocurre en nuestro organismo continuamente de manera automática sin que lo hagamos consciente ni le pongamos especial atención. Sin embargo, en ciertas circunstancias los latidos del corazón se tornan perceptibles y a veces de forma bastante molesta o desagradable.

Por lo general eso ocurre cuando se hacen demasiado rápidos, excesivamente lentos, muy irregulares o con pausas (como si el corazón de repente se detuviese y luego echase de nuevo a andar). Pero no siempre que el corazón nos palpita es por un problema de salud: a veces es solo ese vuelco que sentimos por ver a la persona amada o por la emoción de un gol. Sin embargo, en ciertas ocasiones las palpitaciones son síntoma de una arritmia cardíaca provocada por enfermedades dentro o fuera del corazón (sigue este enlace si quieres saber más sobre las arritmias).

¿Las palpitaciones siempre son por una enfermedad en el corazón?

No, no siempre que sufrimos palpitaciones tenemos un problema cardíaco. La mayoría de las personas vamos a sentir en algún momento palpitaciones que sin embargo no conllevan ningún peligro.

Las palpitaciones muchas veces son provocadas por trastornos que no tienen relación con enfermedades del corazón como ansiedad y estrés, enfermedades hormonales, digestivas, respiratorias, insomnio o problemas del sueño, anemia, intoxicaciones, fiebre e infecciones, deshidratación, trastornos neurovegetativos, algunos medicamentos o alimentos y bebidas energizantes, entre muchísimas otras causas.

Una causa frecuente de palpitaciones es el uso de drogas como la cocaína, las anfetaminas o la marihuana, así como el tabaquismo y el exceso de café o de alcohol. Pero también las palpitaciones son una de las manifestaciones del «síndrome de abstinencia». Así se le llama al grupo de síntomas que ocurren cuando una persona drogodependiente deja de estar en contacto con la sustancia a la cual ha desarrollado adicción.

Es preciso aclarar que cuando se realiza algún tipo ejercicio o de actividad física es algo natural o «fisiológico» que aumente la velocidad y la fuerza de los latidos y por que tanto se lleguen a sentir «palpitaciones». Pero en ese caso desaparecerán con rapidez en cuanto se detenga el ejercicio. Es probable que esa sensación sea más precoz, más intensa y duradera si la persona tiene cierto grado de desacondicionamiento físico (falta de entrenamiento).

No obstante todo lo que hemos dicho, en ciertos casos las palpitaciones si pueden ser expresión de algunos tipos de enfermedades cardiovasculares y de arritmias que incluso pueden llegar a poner en riesgo la vida de la persona. Precisamente aquí te daremos algunas pistas para ayudarte a reconocerlas y buscar ayuda oportuna.

En RESUMEN:

Las palpitaciones no siempre se deben a una arritmia peligrosa o a una enfermedad del corazón.

No siempre que sufrimos una arritmia cardíaca sentimos palpitaciones. Ciertos tipos de arritmia no producen palpitaciones sino otra clase de síntomas y signos.  Algunas incluso pueden cursar de forma completamente asintomática.

En ciertos casos las palpitaciones son un signo de alerta que nos anuncian un importante problema de salud y prestarle atención puede salvarnos la vida.

En caso de palpitaciones fuertes ¿Qué debo hacer?

1) Interrumpa de inmediato cualquier actividad física o sexual que se encuentre realizando: De ser posible haga reposo, acuéstese o siéntese. Si está en la playa, la piscina o la bañera salga de inmediato. Si está manejando busque un lugar donde detenerse y encienda las luces de emergencia. ¡Nunca maneje con palpitaciones!

2) Pida ayuda: avísele a alguien cercano, dígale primero donde se encuentra y luego descríbale que se siente. Si se siente muy mal, no pierda tiempo y llame en primer lugar al 911 u otro servicio de emergencias.

3) Tómese el pulso: cuente el número de latidos en un minuto y anótelo en un papel o en su celular. Si es posible también anote:
-Hora de inicio de las palpitaciones.
-Tiempo de duración.
-Que estaba haciendo cuando le empezaron.
-De que otros síntomas se acompañan.
-Si los latidos son regulares (ordenados) o si son muy desordenados.

4) Trate de evitar el pánico e intente relajarse: aflójese la ropa ajustada, aplique alguna técnica de relajación, como respiraciones lentas y profundas o escuche una música tranquila. Evite lugares con sol, calor o frío extremos.

5) Aplique maniobras de estimulación vagal: si su médico le ha dicho que en su caso son útiles para eliminar la arritmia y le ha enseñado a realizarlas, aplíquese maniobras de estimulación vagal como aguantar la respiración y pujar por varios segundos, estimularse la garganta para provocarse náuseas, o echarse agua helada en el rostro.

6) Evalúe otros parámetros: si es posible, hágase medir la presión arterial y si tiene un glucómetro mídase también la glucosa en sangre (hemoglucotest). Algunos tensiómetros digitales actuales, además de medir la tensión arterial, son capaces de detectar una fibrilación auricular. Si tiene un reloj inteligente (smartwatch) asegúrese que le esté midiendo la FC y la saturación del oxígeno en sangre (SO2). También hágase un registro electrocardiográfico en caso de que su dispositivo cuente con esa función. Estos datos los podrá enviar de inmediato a su médico / cardiólogo de asistencia o a un servicio de emergencias mediante una App de mensajería como WhatsApp, Telegram o Messenger y recibir oportunas recomendaciones.

Arritmia detectada y registrada por el reloj inteligente de una paciente.

7) Tome su medicación: si pasó por alto alguna dosis de su medicación habitual es momento de tomarse sus pastillas. También debe usar el medicamento antiarrítmico indicado si su cardiólogo le ha prescrito uno para tomarlo solo cuando sienta las palpitaciones (una estrategia conocida como la píldora en el bolsillo o «pill in the pocket» en inglés). Pero sobre todo haga espacio para la reflexión: a veces algunos síntomas desagradables son una valiosa ayuda, una señal de alerta de que no estamos haciendo las cosas bien y que tenemos mucho por cambiar. Esa palpitación que siente, quizás le esté salvando la vida.

¿Cuándo debo solicitar atención médica por palpitaciones?

Busque atención médica de inmediato y de ser posible con un cardiólogo si:

  • Sus pulsaciones superan los 120 latidos por minuto sin tener fiebre, estar nervioso, o haber realizado algún ejercicio.
  • Los latidos son muy irregulares o desordenados.
  • El episodio de palpitaciones dura más de media hora o se van y regresan continuamente de manera alternativa.
  • Siente dolor en el pecho, la espalda, el cuello, la boca del estómago, los hombros o los brazos.
  • Aparece sensación de vértigo o mareos, experimenta pérdida parcial o total de conocimiento (desmayo, lipotimia o sincope) .
  • Se acompaña de dificultad para respirar, debilidad, sudores fríos, palidez u otro cambio de coloración en la piel.
  • Si usted ya padece una enfermedad del corazón, diabetes o problemas en los riñones.

¿Qué exámenes son necesarios cuando se sufren palpitaciones?

El electrocardiograma es un examen esencial en todo paciente con palpitaciones. Lo ideal es realizarlo en el curso de los síntomas, sin perder tiempo ni esperar a que las palpitaciones se alivien o desaparezcan. Si usted llega con palpitaciones a un servicio de emergencias, solicite que de inmediato le tomen un electro y si le dicen que allí no disponen de tal examen, pues busque atención cuanto antes en otro centro.

Otra estudio cardiológico sumamente útil en estos casos es el Holter del ritmo. También el ecocardiograma Doppler, además de exámenes de sangre y orina u otros estudios imagenológicos para descartar algunas de las causas no cardiacas de arritmias y palpitaciones.

¿Cómo puedo prevenir o evitar las palpitaciones?

Si usted siente palpitaciones de manera frecuente estando en reposo, se debe sospechar la presencia de algún desencadenante. La mayoría de las veces se deben a la dieta o al estilo de vida, por lo que es conveniente:

  • Disminuir o eliminar las bebidas alcohólicas, el tabaco, el café, el té negro, el chocolate y en general todos los estimulantes como las bebidas de cola y los energizantes.
  • Si usa alguna medicación de manera regular asegúrese de buscar información y conocer sus efectos secundarios. También consulte a su médico en caso de dudas. Algunos medicamentos favorecen las palpitaciones como los usados en el asma, algunos jarabes y gotas descongestionantes nasales, hormonas, anticonceptivos, antinflamatorios, ciertos psicofármacos y antibióticos.
  • Mantenga un peso corporal adecuado, lleve una alimentación balanceada y practique actividad física con regularidad.
  • Aprenda y aplique técnicas de relajación y meditación para combatir la ansiedad y el estrés. De ser necesario, busque ayuda psicológica especializada.
  • Mantenga controladas enfermedades como la hipertensión arterial, la diabetes, los problemas tiroideos y los renales.

¿Cuál es el tratamiento de las palpitaciones?

Como las causas de las palpitaciones son variadas no existe un tratamiento específico o único: puede haber 20 personas con palpitaciones y en todas ellas las causas ser diferentes, de modo que también sus tratamientos serán distintos. Por tanto, no se automedique ni siga los consejos de un familiar, un vecino o un amigo que también «ha tenido palpitaciones parecidas». Los medicamentos y procedimientos que su médico le prescribirá siempre dependerán de lo que esté realmente provocando las palpitaciones en su caso.

Para conocer con más detalle los distintos tratamientos y procedimientos que suelen aplicarse en las diferentes clases de arritmias cardiacas, consulte este otro artículo relacionado en nuestro sitio web: ¿Qué son las ARRITMIAS CARDÍACAS?

.

Doctor Aldo Santos, cardiologo

Redactado por: Dr. Aldo M. Santos, cardiólogo, MSc.

Si este artículo te ha resultado útil o interesante, COMÉNTALO y COMPÁRTELO con tus familiares y amigos, porque alguien puede estar ahora mismo necesitándonos. Recuerda que puedes SUSCRIBIRTE para recibir por E-mail todos nuestros materiales.

También te invitamos a que explores los contenidos de nuestro Proyecto MedicinaExplicada, el lugar donde te lo decimos todo… ¡Para que te sientas bien!

.

¿SABER MÁS? Si en este material no encontraste respuesta a alguna de tus dudas o inquietudes, dinos mediante este formulario de contacto o por WhatsApp y con gusto te ayudaremos.

ADVERTENCIA: Este artículo solo tiene fines educativos y en ningún caso puede sustituir la atención médica con un profesional calificado.