¿Vas a consulta con el cardiólogo? ¡Prepárate!

consulta cardiologia

¿Por qué prepararse antes de una consulta?

En cada consulta médica tu doctor debe obtener la mayor cantidad de datos sobre tu estado de salud y hacerlo con la mayor calidad y rapidez posibles. Sin embargo esto no siempre se logra debido a que el paciente no puede brindar suficiente información porque está muy nervioso y se enreda explicando lo que siente, o porque no conoce o ha olvidado información importante sobre sus problemas médicos. Para empeorar las cosas, muchos no llevan a la consulta los documentos con sus antecedentes de salud, resultados de exámenes y medicamentos utilizados… Hoy te vamos a explicar cómo puedes evitar esto para favorecer que esa atención médica con tu cardiólogo sea lo más efectiva y provechosa posible.

Guía del paciente «PiLAS»

A todos nos ha pasado que luego de haber terminado la cita con un médico, estando ya de camino a casa, nos acordamos de algo que queríamos haberle preguntado o nos damos cuenta de que no le explicamos alguna cosa con suficiente claridad. Pues bien, para que puedas preparar mejor tu próxima consulta en CARDIUM te hemos preparado esta guía del paciente inteligente:

  1. Busca y reúne todos tus documentos médicos: resúmenes, recetas e informes de exámenes, desde los más recientes hasta los más antiguos. Sí, los papeles viejos también pueden ser muy útiles para tus doctores. ¡Nunca tires ninguno a la basura!
  2. Organízalo todo en una carpeta, de ser posible por fecha. No solo debes de reunir los electrocardiogramas, informes de ecocardiogramas, pruebas de esfuerzo, holter y otros documentos de cardiología sino también todos los que tengas de otras especialidades. A tu cardiólogo le puede interesar el informe de una prueba indicada por el nefrólogo o la receta con la prescripción de tu endocrinólogo o de tu médico general.
  3. Siéntate con calma, piensa, ordena tus ideas y escribe en un papel o en tu celular los síntomas y los principales malestares en el orden que han aparecido. Además clasifícalos según su grado de intensidad, el nivel de malestar que provocan o la importancia que tienen para ti.
  4. También lleva por escrito a tu consulta cardiológica un listado con todas las preguntas, dudas e inquietudes sobre tus problemas de salud, los exámenes y los medicamentos que usas. En fin, todo eso que necesitas que el doctor te explique.

Organiza tus ideas:
PREGÚNTATE A TI MISMO.

Antes de ir al médico, trata de responderte tu mismo las preguntas que encontrarás más abajo. Ellas te ayudarán a organizarte y poder explicar mejor y en menos tiempo lo que está sucediendo con tu salud. Hazlo con suficiente antelación a la cita médica y de ser posible llévalo por escrito. Intenta ser lo más preciso y conciso posible, nunca olvides que el doctor tiene muy poco tiempo para cada paciente.

  • ¿Cuál es la principal razón por la que iré con este médico? ¿Cuál de mis malestares es el más intenso, preocupante o el que me produce mayor angustia o limitación?
  • ¿Cuándo y cuál fue el orden o secuencia en que han aparecido mis síntomas o molestias?
  • ¿Qué relación tienen mis malestares con el momento del día, con la alimentación, el sueño, el ejercicio y los movimientos o cambios de posición? ¿Con qué cosa aparecen o se intensifican y con cuales se mejoran o desaparecen?
  • ¿Cómo y en que grado está afectado mi desempeño social, mi trabajo o mis relaciones sexuales?
  • ¿A qué le temo, qué me angustia más?

Cuando has organizado previamente las ideas sobre tus síntomas y malestares, se los puedes explicar mejor al doctor(a). De esta manera, él/ella podrá llegar a un diagnóstico más acertado y en menor tiempo. Probablemente así puedas ahorrarte tiempo, molestias y hasta el dinero de exámenes que ya no serán necesarios. Como puedes darte cuenta, esta guía es bastante útil, no solo para preparar tu próxima consulta cardiológica, sino también para atenderte con cualquier otro médico o especialista. ¡Aplícala siempre que vayas a toda cita médica!

PREGÚNTALE al MÉDICO y… espera buenas respuestas.

También recuerda presentarle al «doc» tu listado de preguntas con todas las dudas o temores respecto a tu problema de salud y los exámenes, medicamentos o cirugías que puedas necesitar. Solo tú puedes decidir que preguntar, pero aquí tienes algunos ejemplos que te pueden servir de guía:

  • ¿Cuál debe ser el próximo paso en mi caso? ¿Necesitaré algún otro examen o cirugía? ¿En que consiste? ¿Cuán doloroso o riesgoso será?
  • ¿Qué debo comer y que debo evitar?
  • ¿Qué efectos adversos o secundarios puedo esperar de este tratamiento? ¿Qué debo hacer si aparece alguno?
  • Con este problema de salud / medicamentos… ¿Puedo tener normalmente relaciones sexuales, trabajar, viajar, bailar, practicar mi deporte favorito, nadar…?
  • ¿Quedaré con alguna limitación o discapacidad? ¿Cuánto riesgo tengo de morir?

Cada vez que asistes a un centro de salud es muy importante que puedas comprender todo lo referente a tu salud y aprender algo nuevo para protegerla mejor. La educación sanitaria es un derecho de todo paciente. Por eso, si notas que tu médico se molesta con tus inquietudes, no quiere explicarte o responder tus preguntas, lo hace con desgano, de mala gana, con evasivas o un lenguaje que no entiendes, pues entonces… debes cambiar de médico.

Doctor Aldo Santos, cardiologo

Redactado por: Dr. Aldo M. Santos, cardiólogo, MSc.

Si este artículo te ha resultado útil o interesante, COMÉNTALO y COMPÁRTELO entre tus familiares y amigos, porque alguien puede estar ahora mismo necesitándonos. Recuerda que puedes suscribirte para recibir periódicamente todos nuestros materiales.

También te invitamos a que explores los contenidos de nuestro Proyecto MedicinaExplicada, el lugar donde te lo decimos todo… ¡Para que te sientas bien!

Síguenos y compártenos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *