¿Qué es un ECOCARDIOGRAMA DOPPLER?

ecocardiograma transtoracico

Ecocardiograma doppler o ecocardiografía es un tipo de examen médico especializado que evalúa el funcionamiento del corazón de una forma relativamente fácil, sin riesgos ni dolor u otra molestia importante para el paciente. De manera simplificada muchos le suelen decir “ecocardio”, pero por lo general los documentos e indicaciones médicas se refieren a este tipo de examen como “ecocardiograma doppler” o «ecocardiograma doppler color». El término «doppler» hace referencia a una función que permite evaluar el flujo de la sangre a través de las válvulas y dentro de las cavidades cardíacas aprovechando un fenómeno físico llamado “efecto doppler”.

Actualmente todo estudio ecocardiográfico de calidad, tiene que por fuerza aplicar las diferentes submodalidades doppler en cada paciente, así que hablar de doppler es ya es una redundancia. Lo mismo sucede con la palabra «color», que en realidad hace referencia a una submodalidad del doppler que permite visualizar los flujos sanguíneos cardiacos mediante patrones de diferentes colores de acuerdo a su dirección y otras características. O sea, que hoy por hoy todo ecocardiograma deberá llevar incluida una evaluación doppler – color.

El ecocardiograma convencional es un estudio no invasivo pues solo se desliza un pequeño dispositivo por el tórax del paciente para obtener imágenes del corazón en una pantalla. Por eso los cardiólogos también le llaman ecocardiograma transtorácico (E.T.T) para diferenciarlo del ecocardiograma transesofágico (E.T.E) que es otro tipo de examen un poco más complejo porque emplea una sonda a modo de “tubo” que se introduce por la boca hasta el esófago del paciente.

¿Para qué sirve un ecocardiograma?

Tal y como su nombre lo indica, el ecocardiograma consiste en una modalidad de ecografía, un tipo de estudio ecográfico que usa técnicas de ultrasonido para explorar directamente dentro del pecho de la persona y “ver” su corazón. Por tanto, permite evaluar su estado estructural (la forma y el tamaño) así como también su estado funcional: contractilidad, distensibilidad, relajación y las características del flujo de la sangre dentro de él.

El ecocardiograma se usa tanto en adultos como en niños (ecocardiograma pediátrico o ecocardio infantil) para detectar cardiopatías congénitas (malformaciones que aparecen desde antes de nacer) así como enfermedades adquiridas del corazón, o sea problemas valvulares, miocárdicos, coronarios… que se pueden desarrollar a lo largo de la vida de la persona. También permite evaluar otras estructuras como la arteria Aorta y las venas cavas, además del pericardio, que es una especie de bolsa lubricada que recubre al corazón para que este al moverse en cada latido no roce y genere fricción con los otros órganos.

La ecocardiografia no solo es útil para diagnosticar, o sea descubrir las enfermedades cardíacas (también denominadas “cardiopatías”) sino que es valiosa para establecer el pronóstico del paciente, evaluar la respuesta a los medicamentos y hasta para determinar la necesidad de cirugía o de procedimientos intervencionistas por catéter.

¿Es lo mismo un ecocardiograma que un electrocardiograma? ¿Cuál es mejor?

Aunque sus nombres se parecen, se trata de dos estudios completamente distintos: el electrocardiograma (también conocido como “electro”, o por sus siglas “ECG” ó “EKG”) es el registro gráfico de la actividad eléctrica del corazón, mientras que el ecocardiograma es la evaluación por ecografía del estado estructural y la actividad mecánica del corazón. Ninguno de estos dos exámenes es “mejor” que el otro, cada uno tiene su utilidad específica en dependencia de los síntomas, la enfermedad y la situación de cada paciente. Solo un cardiólogo o un médico debidamente capacitado puede decidir en cada momento si usted o un familiar suyo lo que necesita es un electrocardiograma, un ecocardiograma, o incluso ambos.

¿Cómo se hace un eco doppler cardiaco?

Para realizar esta clase de examen se emplea el ecocardiógrafo que es una máquina o equipo computarizado altamente complejo. Mientras dure la prueba, usted deberá estar acostado o acostada sobre una camilla. El cardiólogo ecocardiografista, le aplicará una pequeña cantidad de gel en el pecho y le ira deslizando por la piel un pequeño dispositivo llamado “transductor”. Este se encuentra unido por un cable al equipo de ecocardiografia y su función es enviar y recibir ondas del ultrasonido. Las ondas de ultrasonido no se ven, no se escuchan ni provocan dolor u otra sensación en el paciente.

Este dispositivo se coloca en el pecho del paciente para obtener el ecocardiograma.
Transductor es el dispositivo que se pone en el pecho del paciente.

El cardiólogo estará viendo su corazón en la pantalla del ecógrafo y podrá hacer varios tipos de mediciones y evaluaciones, así como tomar fotos y vídeos del funcionamiento de las diferentes estructuras cardíacas. En algunos momentos del examen usted escuchará algunos ruidos (como especie de soplidos rasposos). No se asuste, se trata de los sonidos que genera la sangre al pasar por las diferentes partes del corazón, los cuales son amplificados por el equipo y le dan información al médico.

La duración aproximada del estudio es de 20 a 30 minutos, aunque en ciertos casos se puede prolongar bastante más. El ecocardiograma es un examen ambulatorio. Esto quiere decir cuando su ecocardiografía termine, se podrá retirar a su casa, a no ser que el paciente tenga algún problema o necesite otro tipo de examen o procedimiento que requiera ingreso en una clínica u hospital.

Tipos de ecocardiogramas

Además del ecocardiograma transtorácico convencional (E.T.T) existen otros dos tipos de exámenes ecocardiográficos en base a su utilidad clínica. Estos son: el ecocardiograma transesofágico (E.T.E) y el ecocardiograma de estrés. Aunque todos estos procedimientos diagnósticos usan los mismos principios de la ecocardiografía, difieren en ciertos aspectos técnicos, por tanto cada uno tiene su utilidad y sus indicaciones específicas. De manera que ninguno es «superior» a los demás, sino solo el más indicado para la situación de cada paciente y por otro lado, un mismo caso puede llegar a necesitar más de uno de estos exámenes.

Es preciso distinguir entre estos 3 tipos de estudios ecocardiográficos anteriormente citados y algunas funciones, modalidades y submodalidades ecocardiográficas. A veces esas designaciones se incluyen en las solicitudes médicas y tienden a crear confusión. Algunos de estos términos son: ecocardiografía bidimensional o ecocardiograma 2D, ecocardiograma tridimensional, modo M, doppler continuo, doppler pulsado, doppler color, doppler tisular, ecocardiograma strain (eco strain, strain ecocardiograma). Todos estos términos no hacen referencia a una clase o un tipo adicional de estudio ecocardiográfico, sino solo a ciertas funcionalidades que se aplican como parte de las tres clases de examenes ecocardiográficos definidos al principio.

Mención aparte requiere el ecocardiograma fetal, el cual como su nombre lo indica consiste en la exploración del corazón fetal dentro del útero materno. En este caso la exploración ecográfica se realiza sobre la piel del abdomen de la gestante y su objetivo principal es detectar malformaciones congénitas cardíacas.

¿Cómo debo prepararme para un ecocardio trastoracico?

– El paciente debe presentarse 15 minutos antes de la hora fijada.

– No hay que suspender ningún medicamento.

– No es necesario estar en ayuno.

– No es obligatorio acudir en compañía de otra persona, a no ser que usted tenga necesidades especiales y requiera de ayuda.

– Traiga el documento de identidad, cita, orden médica y resultados de todos los exámenes previos si los tiene.

¿Y las complicaciones del ecocardiograma?

El ecocardiograma doppler convencional es un examen sin ningún riesgo de complicaciones pues no se le pondrán inyecciones ni se le administrarán medicamentos. El gel de ultrasonido que se aplica en la piel del paciente es inerte y de base acuosa: cuando seca no dejará manchas ni olor y no contiene ninguna sustancia que pueda provocar alergias.

¿Qué puedo hacer después del ecocardio?

Tras la prueba, usted podrá regresar a su casa o a su centro laboral y desarrollar normalmente sus actividades habituales de ese día sin ninguna clase de impedimento.

¿De que otras maneras se le llama al ecocardiograma?

Algo que usualmente se presta para confusiones es la diversidad de formas con las cuales se le llama al mismo tipo de examen. Algunas de ellas son: ecografia cardiaca, ecografia de corazón, ecografia cardiológica, examen de ecocardiograma, estudio ecocardiograma, estudio de ecocardiograma, examen ecocardiograma. Otras son designaciones redundantes como ecocardiografia cardiaca, ecocardiograma del corazón, ecocardiograma cardiaco.

Tambien hay muchas que incluyen la función doppler o la designación de alguna otra modalidad, algo que como hemos dicho es actualmente innecesario aclarar puesto que todo examen de este tipo deberá incluir por defecto. Entre estas tenemos: ecocardiograma con doppler, ecodoppler cardiaco color, eco doppler corazón, doppler corazón, ecocardiograma bidimensional doppler, ecocardiograma bidimensional doppler color, doppler ecocardiograma, eco doppler de corazón, ecocardio doppler, ecocardiograma doppler y ecocardiograma doppler color.

Otras especifican la técnica de adquisición: eco transtoracico, ecografia cardiaca transtoracica, ecocardiograma transtoracico, ecocardiograma tt, eco doppler transtorácico, ecocardiograma doppler transtoracico, ecocardio transtoracico y ecocardiografia transtoracica.

El ecocardiograma pediatrico, tampoco se escapa de esta profusión de designaciones: ecocardiograma en bebes, ecocardiograma transtoracico pediátrico, ecocardiograma doppler color infantil, ecocardiograma doppler color pediátrico, ecocardiograma en niños, ecocardio infantil, ecocardio pediatrico y ecocardiograma neonatal (en caso de que el paciente sea un recién nacido).

Finalmente y a modo de referencia, estas son las designaciones más usadas en inglés: echocardiography, echocardiogram, echocardiogram test, doppler echocardiography.

¿Debo saber algo más?

A pesar de su gran utilidad, en ciertos casos el ecocardiograma transtorácico en reposo convencional no resultará suficiente para detectar o descartar ciertas cardiopatías o enfermedades cardíacas. Por tanto, algunos pacientes requerirán de otros exámenes de mayor complejidad como el ecocardiograma transesofágico, el ecoestrés farmacológico, el ecocardiograma con contraste… entre otros estudios cardíacos.

¿Cuánto cuesta un ecocardiograma?

El precio de un ecocardiograma doppler supera los $100 dólares en la mayoría de los hospitales y clínicas privadas de Guayaquil.
Precio en CARDIUM: $80 dólares*

*NOTA: El precio será aún menor si usted aplica para algún descuento por nuestros convenios con fundaciones y seguros médicos.

Doctor Aldo Santos, cardiologo

Redactado por: Dr. Aldo M. Santos, cardiólogo, MSc.

Si este artículo te ha resultado útil o interesante, COMÉNTALO y COMPÁRTELO entre tus familiares y amigos, porque alguien puede estar ahora mismo necesitándonos. Recuerda que puedes suscribirte para recibir periódicamente todos nuestros materiales.

También te invitamos a que explores los contenidos de nuestro Proyecto MedicinaExplicada, el lugar donde te lo decimos todo… ¡Para que te sientas bien!

2 respuestas a «¿Qué es un ECOCARDIOGRAMA DOPPLER?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *