¿Sabes si eres DIABÉTICO? y… ¿CÓMO ESTÁS?

La hemoglobina glicosilada (HbA1c) es un valioso examen de laboratorio que mide como ha estado el nivel promedio de la glucosa (azúcar) en la sangre durante varios meses seguidos.

Utilidad del examen de hemoglobina glicosilada

Como la hemoglobina glicosilada indica el nivel de la glicemia (del azúcar en la sangre) durante un período prolongado, su medición en el laboratorio es muy útil para:

1) SABER si alguien es diabético o prediabético: utilidad diagnóstica.

2) DETERMINAR si un diabético está bien controlado. O sea, para conocer si el tratamiento es el adecuado y si el paciente está cumpliendo con la dieta y el nivel de actividad física que necesita: utilidad evaluativa.

3) PRONOSTICAR cuán alta es la probabilidad de que la persona viviendo con diabetes desarrolle complicaciones: utilidad pronóstica.

Esta prueba de laboratorio es mucho más útil que esas glicemias de ayuno que se realizan en los chequeos de rutina. Un test de glicemia sólo nos dice como está el azúcar en sangre justo en ese instante: no nos puede informar como estuvo hace 2 días o 3 semanas atrás, ni tampoco puede predecir cómo va a estar hoy por la noche o mañana.

En cambio la hemoglobina glicosilada (también conocida como “hemoglobina glicada”, “hemoglobina glucosilada”, “glucohemoglobina” o por las siglas “HbA1c”) nos da información de cómo ha estado el nivel del azúcar en la sangre durante los 2 a 4 meses previos. Y si ha estado mal, lo más probable es que si no mejoras tu dieta, modificas el estilo de vida y cambias o cumples con la medicación, seguirás mal en los siguientes meses. Y no se puede aspirar a que algo termine bien, haciendo las cosas mal.

¿Cuáles son los valores normales y anormales de la hemoglobina glicosilada?

El resultado del examen de la HbA1c es en porcentajes. O sea, un número seguido de un signo de % que indica el porciento de azúcar que está ligada a la hemoglobina de la sangre. Mientras más alta sea la cifra esto quiere decir que más alta habrás tenido el azúcar en el transcurso de los últimos 3 a 4 meses:

NORMAL: HbA1c menor o igual al 5,6%.
La tienes bien, pero… ¡no te confies! Si tienes antecedentes familiares de diabetes, eres sedentario, obeso, consumes muchos dulces y en general carbohidratos… tienes que repetirte este examen periódicamente. También comer menos y moverte más.
PREDIABETES: HbA1c entre el 5,7 y el 6,4%.
Si tu resultado está en este rango, tienes una alta probabilidad de evolucionar a una diabetes franca en un tiempo no muy largo. Está demostrado que los trastornos metabólicos que se engloban dentro de eso que popularmente se denomina “prediabetes” aumentan el riesgo de daño vascular, renal, cardiaco y cerebral. O sea, si eres prediabético ya tienes un problema. Es por eso que en muchos casos desde esta fase los médicos prescriben ciertos medicamentos hipoglucemiantes (para bajar el azúcar en la sangre) como la metformina.
DIABETES TIPO 2: HbA1c en más del 6,5%.
Cuanto más normal tenga un diabético su HbA1c, mejor será su pronóstico (sufrirá menos complicaciones, vivirá más y mejor). Pero cuanto más alto sea el número peor estará, incluso aunque no se sienta ningún malestar. Por lo general la meta de todo diabético es lograr una hemoglobina glicosilada siempre por debajo de 7%. Pero debes preguntarle a tu médico endocrinólogo cual debe ser el objetivo a lograr en tu caso particular.

Es preciso aclarar que además de la hemoglobina glicosilada existen otros exámenes de laboratorio con mucha utilidad para diagnosticar la diabetes. Tal es el caso de la «curva o prueba de de tolerancia a la glucosa» y el nivel de insulina en sangre o «insulinemia». Por otro lado, en la evaluación periódica de las personas viviendo con diabetes es muy importante la realización de estudios para determinar el estado funcional de los riñones y del hígado, así como los niveles de colesterol y de triglicéridos en sangre, entre otras pruebas.

Ya soy diabético… ¿Cómo se interpretan los resultados de la hemoglobina glicosilada?

Aquí te traemos una infografía que te será de utilidad para interpretar tus resultados de hemoglobina glicosilada (HbA1c) en caso de que seas una persona viviendo con diabetes:

¿Cada que tiempo deben los diabéticos hacerse el examen de hemoglobina glicosilada?

Todo diabético necesita hacerse el examen de hemoglobina glicosilada unas 2 a 4 veces por año. Incluso aunque se sienta bien y los exámenes de glicemia en casa (hemoglucotest con glucómetro) le estén saliendo bastante normales.

Los endocrinólogos o diabetólogos no son los únicos que deben solicitar una HbA1c. En realidad sus resultados son útiles para los médicos generales y para los especialistas (internistas, cardiólogos, nefrólogos, angiólogos, oftalmólogos…) porque si tu diabetes no está bien, de seguro todo andará mal.

La determinación periódica de la HbA1c es sobre todo importante en pacientes con diabetes que ya sufren ciertas complicaciones como neuropatía periférica, angiopatía e insuficiencia circulatoria arterial, nefropatía y/o retinopatía diabéticas. También es valiosa en personas con otras situaciones asociadas como hipertensión arterial, insuficiencia cardíaca, arritmias y fibrilación atrial.

A los médicos quizás se nos pueda olvidar incluir este examen en los chequeos que periódicamente le solicitamos a nuestros pacientes. Por eso si eres diabético debes estar “pilas” y preguntarle siempre a tu médico si en la orden para los exámenes de laboratorio te incluyó la prueba de la hemoglobina glicosilada. 😉

.

Redactado por: Dr. Pedro Arturo Velázquez, endocrinólogo.

Si este artículo te ha resultado útil o interesante, COMÉNTALO y COMPÁRTELO entre tus familiares y amigos, porque alguien puede estar ahora mismo necesitándonos. Recuerda que puedes SUSCRIBIRTE para recibir periódicamente todos nuestros materiales en tu E-mail.

También te invitamos a que explores los contenidos de nuestro Proyecto MedicinaExplicada, el lugar donde te lo decimos todo… ¡Para que te sientas bien!

.

¿SABER MÁS? Si en este material no encontraste respuesta a alguna de tus dudas o inquietudes, dinos mediante este formulario de contacto o por WhatsApp y con gusto te ayudaremos.

ADVERTENCIA: Este artículo solo tiene fines educativos y en ningún caso puede sustituir la atención médica con un profesional calificado.

Síguenos y compártenos: