Esto si tiene que darte MIEDO

NOTA DE ALERTA 09/2022Observatorio Médico.

Por estos días se han estado reportando en Ecuador varios casos de personas intoxicadas por el consumo de licores adulterados con alcohol metílico, una sustancia tóxica también conocida como metanol o «alcohol de madera«. Se trata de una afección grave que puede provocar daños en la vista, el cerebro, el hígado, el corazón y los riñones, ocasionando secuelas permanentes o incluso la muerte.

Ya muy cerca de las festividades de Navidad y Año Nuevo es importante que LO QUE MÁS TOMES sean PRECAUCIONES:

1). No compres ni ingieras bebidas en establecimientos no autorizados.

2). Instala en tu celular la aplicación de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (ARCSA móvil) para que puedas verificar si lo que estás comprando cuenta con la debida Notificación Sanitaria.

3). Ante el menor síntoma, acude con urgencia a tu médico.

Este ha sido otro reporte de nuestro Observatorio Médico, una iniciativa al servicio de la comunidad de la Red Cardiológica CÂRDIUM.

Si deseas mantenerte informado y recibir en tu E-mail todas las notas de alerta SUSCRÍBETE a nuestro boletín informativo. También COMPÁRTENOS con tus familiares y amigos porque alguien muy cercano a ti, quizás esté ahora mismo necesitándonos.

https://www.facebook.com/cardium.net

https://www.instagram.com/cardium_net/

https://twitter.com/cardium_net

https://www.youtube.com/channel/UC1MDKjDctXlQ7Fv1fGit0Ew

¡MAÑOSOS a la VISTA! Otra falsa cura de la diabetes

NOTA DE ALERTA 08/2022Observatorio Médico.

Nuestro observatorio médico acaba de detectar en redes sociales una nueva publicidad con contenido fraudulento y resultados potencialmente nocivos para la salud. Se trata de un falso perfil en Facebook que usa ilegítimamente el nombre y varias fotografías del Dr. Marco Albuja para desinformar al público y tratar de vender un falso medicamento.

El material en calidad de anuncio pagado, redirige a los usuarios a una página de internet en la que se da información completamente errónea y disparatada sobre la diabetes. Para nada esto concuerda con la eticidad, la seriedad y el rigor científico con los que el Dr. Albuja suele abordar desde hace 25 años los temas de educación para la salud en su espacio televisivo en el canal Ecuavisa.

El texto culpa a la metformina de todas las complicaciones que pueden llegar a sufrir los diabéticos lo cual es completamente falso. El atrevimiento de los pillos detrás de todo esto llega al punto de «aconsejar» al público que «si tiene diabetes tipo 2 y su médico le receta metformina, debe cambiar de medico inmediatamente». El retorcido fin es fácilmente identificable cuando a continuación propone la venta de una supuesta medicina milagrosa que «cura la diabetes».

El anuncio ha sido ya reportado a los administradores de la citada red social como «publicidad fraudulenta». Recomendamos a todos los usuarios que hagan lo mismo ante materiales similares. Contribuyamos todos a frenar este tipo de actuar delincuencial con tan potencial efecto negativo para la salud de la comunidad. También nos estamos comunicando con el aludido doctor cuya imagen esta siendo inescrupulosamente usada, con vistas a que considere las acciones legales pertinentes.

¿Cómo identificar la falsedad de este tipo de anuncios?

- Busque información en fuentes alternativas: Una simple búsqueda en internet le permitirá saber que el Dr. Albuja no es un endocrinólogo como lo presenta el material publicitario, sino médico general con un postgrado en Sexualidad y Salud Pública en el Tecnológico de Monterrey, México y una Maestría en Salud Pública en los Estados Unidos. Por otro lado, los perfiles oficiales del doctor y de su programa de TV "Hacia un nuevo estilo de vida" en ningún momento anuncian el aludido "producto milagroso" para curar la diabetes.

- Revise si se trata de un producto certificado: Indague si lo que le están vendiendo ha logrado obtener el aval de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (ARCSA) en Ecuador o de organismos similares en otros países como la Food and Drugs Administration (FDA) en los EE.UU.  Los registros sanitarios que emiten este tipo de agencias le aseguran a la comunidad médica y al público general que un determinado producto cuenta con el respaldo científico y cumple con los estándares de eficacia y seguridad para ser considerado un medicamento y poder ser comercializado legalmente. En ecuador usted puede instalar una App para teléfonos inteligentes llamada ARCSA móvil en la que puede verificar cualquier producto médico o alimenticio.

- Pregúntele a su médico de confianza. No por ser el último consejo, es el menos importante. Cuide su salud y su bolsillo: nunca le crea y actúe movido por cualquier cosa que lea o vea en redes sociales o en un vídeo de internet. Hay mucha gente inescrupulosa ahí afuera tratando de pescar tontos. Ellos se aprovechan de la necesidad y la ingenuidad de las personas para venderles productos falsos e incluso animándole a abandonar medicamentos con efectividad comprobada. 

No lo sé Rick pero… ¡parece falso! (y lo es)

Este ha sido otro reporte de nuestro Observatorio Médico, una iniciativa al servicio de la comunidad de CÂRDIUM – Red Cardiológica Integral. Si deseas mantenerte informado y recibir en tu E-mail todas las notas de alerta SUSCRÍBETE a nuestro boletín informativo. También COMPÁRTENOS y coméntales a tus familiares y amigos porque alguien más puede estar ahora mismo necesitándonos.

https://www.facebook.com/cardium.net

https://www.instagram.com/cardium_net/

https://twitter.com/cardium_net

https://www.youtube.com/channel/UC1MDKjDctXlQ7Fv1fGit0Ew

¡ALERTA! Los complementos NO SON medicamentos

NOTA DE ALERTA 07/2022Observatorio Médico.

Uno de los más frecuentes fraudes relacionados con productos y servicios de salud que hemos podido detectar en el Observatorio Médico de CÂRDIUM es la publicidad engañosa que anuncia como «medicamentos» a compuestos que en realidad solo son complementos o suplementos nutricionales. Usualmente detrás de este tipo de estafa hay individuos inescrupulosos que se aprovechan de las redes sociales para intentar comercializar vitaminas, minerales u otros suplementos como si fuesen medicinas aprobadas para el tratamiento de enfermedades como la diabetes o la hipertensión arterial.

No podemos perder de vista que para que un producto pueda ser catalogado y comercializado como «medicamento» debe cumplir con estrictos requisitos. El principal de ellos es contar con el suficiente respaldo científico en forma de resultados de investigaciones avaladas por instituciones oficiales que garanticen su eficacia (que realmente sirvan para lo que dicen) y su seguridad (que sean razonablemente seguros y no provoquen daños a la salud peores a los que se pretenden aliviar). Tales estudios científicos deben haber sido publicados en revistas médicas especializadas y contar con el aval de la comunidad científica.

ARCSA:

En casi todos los países, existen organismos regulatorios y de control sanitario para la protección de la ciudadanía. Estas entidades llevan a cabo una minuciosa revisión y autorización de cada producto para que pueda ser comercializado como medicamento. En Ecuador tales funciones son competencia de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (ARCSA). Esta institución hace un análisis de todo producto industrial con fines alimenticios o sanitarios. Como consecuencia se le puede terminar rechazando, o se procede a su probación y registro sanitario.

La ARCSA recomienda al público usar solo medicamentos que tengan Registro Sanitario Ecuatoriano vigente, y que estos sean únicamente adquiridos en establecimientos autorizados. También solicita que se le reporte sobre la venta o distribución de cualquier producto sospechoso a través del correo  control.posterior@controlsanitario.gob.ec o por medio de la aplicación de salud digital para teléfonos inteligentes ARCSA móvil (descárguela aquí desde Google Play Store).

En esta App también usted podrá consultar si un producto en específico cuenta con el registro sanitario como medicamento o si solo ha sido aprobado como un complemento nutricional. También en la aplicación para celulares es posible consultar si algún establecimiento cuenta con el permiso para la comercialización de productos para el cuidado de la salud.

Aprovechamos para recordarle al público que cualquier persona puede reportar eventos adversos relacionados con el uso de algún medicamento. Solo hay que escribir un mensaje detallando lo que ha sucedido (a nosotros mismos o a alguien cercano) y enviarlo al E-mail: farmaco.vigilancia@controlsanitario.gob.ec. Los datos personales y la información proporcionada siempre serán confidenciales.

Para muestra un botón: ¡cómprame esto y cúrate ahora mismo el corazón!

El «CARDIO ACTIVE» en un ejemplo de esos productos que ciertos perfiles y páginas de venta anuncian en las redes sociales como un medicamento cuando en realidad es solo un suplemento. Se trata de un producto legal, con Registro Sanitario vigente en la ARCSA (16647-ALE-0821) pero… ¡como complemento nutricional!. Y tan es así que basta con darle un vistazo a la etiqueta y revisar sus componentes: maíz morado, quinua en polvo y cúrcuma, entre otros productos naturales y ciertas sustancias minerales.

Sin embargo, su presentación en cápsulas, el nombre sugerente y el aspecto sofisticado de la etiqueta se prestan para que algunos pillos lo adquieran y revendan en redes sociales a muy altos precios, anunciando su supuesta capacidad para cosas como… «curar la hipertensión«, eliminar la insuficiencia cardiaca o las arritmias. Peor aún es cuando lo que anuncia ni siquiera tiene autorización como suplemento. Nos referimos a productos completamente «truchos», exclusivamente confeccionados con el fin de estafar a sus clientes.

Lo más preocupante es que algunos de tales anuncios incitan a que el paciente abandone la medicación prescrita por su médico y pase a consumir exclusivamente el «remedio milagroso». Más allá de la tomadura del pelo y de la pérdida del dinero, es fácil suponer el riesgo y las terribles consecuencias para la salud de esta clase de fraudes.

Nuestras recomendaciones:

¡No te dejes engañar! siempre consulta a un médico certificado de confianza y no le des crédito a todo lo que sale en internet o las redes sociales.

DESCONFÍA SI:

a) Te dicen que el mismo producto sirve para tratar varias enfermedades y funciona en todo tipo de personas. Algo que anuncien como que sirve para todo y funciona en todos, probablemente no sirva para nada y sea una estafa para todos (los bobos que lo compren).

b) El supuesto medicamento es presentado como "milagroso", "curativo", "novedoso" y "efectivo desde la primera toma...". 

c) Te recomiendan abandonar tu prescripción actual y sustituirla por sus productos, sin exámenes previos ni atención en una consulta médica formal.

d) No aportan datos del Registro Sanitario de su producto en tu país.

e) Al buscar información en internet no aparece ningún artículo en portales médicos, revistas científicas u otras fuentes especializadas con el nombre del producto (o aparece pero en forma de notas de alerta o reseñas negativas).

f) El perfil o página que lo anuncia no pertenece a ninguna institución o establecimiento autorizado para la venta de medicamentos (en la App ARCSA móvil también puedes consultar si el establecimiento cuenta con el citado permiso de funcionamiento).

Este ha sido otro reporte de nuestro Observatorio Médico, una iniciativa al servicio de la comunidad de CÂRDIUM – Red Cardiológica Integral. Si deseas mantenerte informado y recibir en tu E-mail todas las notas de alerta SUSCRÍBETE a nuestro boletín informativo. También COMPÁRTENOS y coméntales a tus familiares y amigos porque alguien más puede estar ahora mismo necesitándonos.

https://www.facebook.com/cardium.net

https://www.instagram.com/cardium_net/

https://twitter.com/cardium_net

https://www.youtube.com/channel/UC1MDKjDctXlQ7Fv1fGit0Ew

Instagram
YouTube
YouTube
Tiktok