¿Qué es la Apnea del Sueño?

Si respondes con un “SÍ” al menos a 2 de estas 5 preguntas, entonces es posible que estés padeciendo una “apnea del sueño” y seguir leyendo esto puede salvarte la vida:

  1. ¿Te levantas muy cansado o con dolor de cabeza a pesar de haber dormido toda la noche?
  2. ¿Tu pareja te dice que roncas de forma exagerada o que a veces le parece que dejas de respirar mientras duermes?
  3. ¿Te has despertado bruscamente con sensación de ahogo, frialdad, sudoración o palpitaciones?
  4. ¿Por el día te quedas dormido con mucha facilidad?
  5. ¿Estás teniendo problemas de memoria o de concentración?
apnea de sueño<a href="https://www.freepik.es/foto-gratis/enojado-mujer-asiatica-molesto-maridos-roncar_1304230.htm#query=sleep%20apnea&position=29&from_view=search&track=ais&uuid=934a6d6f-3eae-416e-8fe1-2488f944adab">Imagen de katemangostar</a> en Freepik

La palabra “apnea” quiere decir “dejar de respirar”, así por ejemplo cuando aguantamos la respiración para zambullirnos en la playa o en una piscina estamos haciendo una apnea voluntaria. Pero de lo que aquí vamos a hablar es otro tipo de apnea, una que ocurre de forma involuntaria mientras estamos durmiendo.

La apnea del sueño, también conocida por su nombre en inglés: sleep apnea, es un trastorno en el que la respiración sufre repetidas interrupciones durante el sueño. Se trata de períodos de 10 segundos o más en los que la persona deja de respirar bien. Estas pausas pueden llegar a ocurrir repetidamente mientras dormimos hasta más de 30 veces por hora con terribles consecuencias para nuestra salud.

Sí, suena aterrador eso de que literalmente nos estemos “ahogando” mientras dormimos ¿verdad? Pero lo que es verdaderamente preocupante es que muchas de las personas que sufren este problema no se dan cuenta y no son del todo conscientes de que están teniendo un importante problema de salud para el que deben buscar ayuda médica cuanto antes.

¿Cómo se provoca la apnea de sueño?

Nuestra vía respiratoria superior es una especie de “túnel” que se mantiene abierto gracias a mecanismos en los que intervienen ciertos músculos. Estos músculos sostienen el paladar blando, la úvula que es esa pequeña bolita que cuelga del paladar blando en el centro de la garganta, también las paredes laterales de la faringe y la base de la lengua.

Pero en algunas personas ocurren una serie de alteraciones y esos músculos que mantienen abierta la vía respiratoria pueden relajarse en exceso durante el sueño, haciendo que se cierre la via aérea y aparezcan períodos de apnea al bloquearse el flujo de aire hacia los pulmones.

Antes de continuar es preciso que distingamos entre los dos tipos principales de apnea del sueño:

  • Apnea obstructiva del sueño (AOS): también denominada como síndrome de apnea-hipopnea obstructiva del sueño (SAHOS) es el tipo más común y sucede cuando los músculos de la garganta se relajan y bloquean el flujo de aire a los pulmones.
  • Apnea central del sueño (ACS): En este caso, el problema está en el cerebro pues no le envía señales adecuadas a los músculos que controlan la respiración.
  • Apnea mixta: Es cuando en una misma persona coinciden ambos tipos de apnea del sueño, la central y la obstructiva.
mecanismo de la apnea obstructiva del sueño.

Lo cierto es que el bloqueo al paso del aire puede ser solo parcial y apenas originar ronquidos, sin que la respiración sufra repetidas paradas. Sin embargo, si el bloqueo llega a ser completo, entonces se provoca una apnea del sueño que puede ser desde leve a severa provocando terribles consecuencias en nuestra salud y calidad de vida.

Es importante señalar que en algunas personas la apnea no ocurre todas las noches, sino solo en ciertas circunstancias como cuando tiene fatiga o estrés intensos, está usando ciertos medicamentos o cuando toman bebidas alcohólicas en exceso o hacen comidas copiosas justo antes de irse a la cama.

En todo caso el problema puede ser mucho peor si la persona tiene además algún otro tipo de obstrucción adicional de la vía aérea superior como desviación del tabique nasal, problemas de rinitis crónica o un crecimiento de las amígdalas y/o de las adenoides.

¿Cuáles son los síntomas de la apnea – hipopnea de sueño?

La apnea del sueño o síndrome de apnea-hipopnea obstructiva del sueño (SAHOS) puede manifestarse de diversas maneras. Algunos de los síntomas comunes incluyen ronquidos fuertes, pausas en la respiración, despertares frecuentes durante la noche y sentirse somnoliento durante el día. A modo de resumen los principales síntomas para sospechar una sleep apnea son:

Ronquidos y jadeos fuertes e irregulares: Pueden ser tan intensos que afecten la calidad del sueño y la salud de la pareja. En algunas ocasiones los ronquidos son irregulares y alternan con fases en las que la persona deja de roncar porque… ¡deja de espirar!

Somnolencia diurna excesiva (hipersomnia): la persona se queda dormida con extrema facilidad solo de sentarse frente a la tele, en reuniones de trabajo y eventos relevantes o mientras conduce.

Despertares nocturnos con sensación de ahogo, o de «susto» y/o palpitaciones.

Dificultades para sostener el sueño: insomnio de media madrugada.

Cefalea matinal: dolores de cabeza matutinos o sensación de «cabeza pesada».

Sensación de embotamiento mental: disminución de los reflejos y del tiempo de reacción.

Problemas de memoria, dificultades de la atención y/o la concentración.

Boca seca al despertar.

Temblores finos y disminución de la precisión manual.

Irritabilidad, agresividad.

Ansiedad y/o depresión.

Disfunción sexual, disminución de la líbido o deseo sexual.

Fatiga y dolores crónicos inespecíficos.

.

La somnolencia diurna puede ser intensa e incluso llegar a provocar accidentes laborales, domésticos o del tránsito. También puede interferir con actividades de la vida social y afectar la productividad y el desempeño laboral.

Otros indicios de una posible apnea de sueño es cuando una persona siente que casi todas las noches puede recordar todos lo sus sueños, sean estos ensoñaciones agradables o muy desagradables, las popularmente conocidas «pesadillas». También cuando experimenta con mucha frecuencia la sensación de que “se pasó toda la noche soñando”.

Algo que debe hacernos sospechar un síndrome de apnea obstructiva del sueño son los frecuentes estados onironautas. Esto consiste en los llamados “sueños lucidos” en los que la persona durante el sueño es consciente de que está soñando, manteniendo consciencia de uno mismo y del entorno en un estado mental similar a la vigilia.

¿Qué factores aumentan el riesgo de padecer apnea de sueño?

La apnea del sueño puede afectar a personas de ambos sexos y de todas las edades, incluso a los niños. Sin embargo, se conocen que ciertos factores incrementan el riesgo de llegar a padecerla.

Factores de riesgo para apnea obstructiva del sueño (AOS):

  • Sexo masculino: Los hombres tienen 2 a 3 veces más probabilidades de desarrollar apnea del sueño que las mujeres. Sin embargo, en las mujeres el riesgo aumenta cuando desarrollan obesidad o si ya están en el climaterio.
  • Edad avanzada: La apnea del sueño es más frecuente en adultos mayores.
  • Sobrepeso – obesidad: Se ha confirmado que la obesidad es uno de los principales factores de riesgo para la aparición de una AOS.
  • Circunferencia del cuello: Las personas con cuello grueso y corto suelen tener las vías respiratorias más estrechas y se ha comprobado una predisposición a la apnea de sueño..
  • Vías respiratorias estrechas: Hay personas que han heredado una garganta estrecha. En otros casos, especialmente niños, las amígdalas o las adenoides también se pueden agrandar y obstruir las vías respiratorias.
  • Antecedentes familiares – factores genéticos: Tener miembros de la familia con apnea del sueño puede aumentar el riesgo de padecerla debido a razones genéticas.
  • Consumo excesivo de alcohol, o uso de sedantes u otros psicofármacos: Estas sustancias relajan los músculos de la garganta, lo que puede empeorar la apnea obstructiva del sueño.
  • Hábito de fumar: Los fumadores tienen tres veces más posibilidades de presentar apnea obstructiva del sueño que las personas que nunca fumaron. La razón se debe a que fumar puede aumentar la cantidad de inflamación y la retención de líquidos en las vías respiratorias superiores.
  • Obstrucción nasal crónica: Si tienes dificultades para respirar por la nariz (ya sea por un problema anatómico o por alergias) es más probable que desarrolles apnea obstructiva del sueño.
  • Antecedetes de otras enfermedades: La insuficiencia cardíaca congestiva, la presión arterial alta y la diabetes tipo 2 son algunas de las afecciones que pueden aumentar el riesgo de apnea obstructiva del sueño. El síndrome de ovario poliquístico, los trastornos hormonales, los accidentes cerebrovasculares previos y las enfermedades pulmonares crónicas como el asma también pueden aumentar el riesgo.

Factores de riesgo para apnea central del sueño (ACS):

  • Sexo masculino: La apnea central del sueño es más frecuente en los hombres que en las mujeres.
  • Avanzada edad: Conforme avanza la edad, se incrementa el riesgo de padecer apnea central del sueño.
  • Insuficiencia cardíaca: Tener insuficiencia cardíaca congestiva aumenta el riesgo.
  • Antecedente de ccidente cerebrovascular: Haber sufrido un accidente cerebrovascular isquémico o hemorrágico aumenta el riesgo de sufrir apnea central del sueño.
  • Uso de narcóticos y analgésicos opioides: Los medicamentos opiáceos, especialmente los de acción prolongada como la metadona, aumentan el riesgo de apnea central del sueño.

¿Cuáles son las consecuencias de la ‘sleep apnea’?

Como en la apnea del sueño el aire no puede llegar adecuadamente a los pulmones, entonces la sangre deja de oxigenarse bien y eso causa un daño paulatino en órganos tan importantes y delicados como el cerebro y el corazón.

Paralelamente cuando el organismo detecta que la persona no está respirando bien y la sangre no se oxigena como debe, se desencadena una respuesta defensiva para tratar de alertar a la persona de que algo anda mal. De esa forma se liberan grandes cantidades de ciertas hormonas a la sangre cuyo efecto buscan algo así como “zarandear” a la persona para que se despierte y logre respirar mejor.

A veces eso hace que la persona se despierte bruscamente en medio de una sensación de ahogo, o de susto con el pulso rápido y palpitaciones. Pero en muchas ocasiones la persona no se despierta del todo, sino que su sueño se solo hace más superficial. Esto es algo que técnicamente se denomina “microdespertares” y al impedir que la persona alcance el sueño profundo, afecta su calidad e impide que sea suficientemente saludable y reparador lo cual va poco a poco deteriorando aún más las funciones cerebrales.

Existe abundante evidencia científica de que la apnea de sueño no solo afecta la calidad del sueño e interfiere con el descanso del organismo y los mecanismos de restauración. Numerosos estudios han demostrado que tanto la caída del nivel de oxigeno en la sangre como la respuesta hormonal a la apnea, también provocan importantes trastornos metabólicos con daños directos sobre el cerebro y en el sistema cardiovascular. Esto puede acelerar los procesos proinflamatorios y de envejecimiento, afectar la calidad de vida e incluso puede llevar a una muerte prematura.

La apnea de sueño incrementa el riesgo de sufrir una diabetes y de que aparezcan enfermedades cardiovasculares como la hipertensión arterial, el infarto miocárdico, diversos tipos de arritmias como la fibrilación atrial o empeorar una insuficiencia cardiaca preexistente. También aumenta la probabilidad matemática de padecer un síndrome metabólico, un hígado graso no alcohólico y de desarrollar demencia o de sufrir un accidente cerebrovascular (los temidos infartos, isquemias o “derrames” cerebrales).

En resumen, la apnea del sueño se nos puede convertir en una terrible pesadilla.

Seguir leyendo:

Contenido relacionado:

.

Doctor Aldo Santos, cardiologo

Redactado por: Dr. Aldo M. Santos, cardiólogo, MSc.

Si este artículo te ha resultado útil o interesante, COMÉNTALO y COMPÁRTELO entre tus familiares y amigos, porque alguien puede estar ahora mismo necesitándonos. Recuerda que puedes SUSCRIBIRTE para recibir por E-mail todos nuestros materiales. .

¿SABER MÁS? Si en este material no encontraste respuesta a alguna de tus dudas o inquietudes dinos mediante este formulario de contacto y con gusto te ayudaremos.

ADVERTENCIA: Este artículo solo tiene fines educativos y en ningún caso pretende sustituir la atención médica por un profesional calificado y debidamente certificado.

separe su cita

Instagram
YouTube
YouTube
Tiktok